Infusiones y Tisanas

Infusiones y Tisanas


La Naturaleza sorbo a sorbo

Siempre es un buen momento para disfrutar de la naturaleza, a base de infusiones aromáticas o digestivas. Por la suavidad de su acción y la ausencia de efectos secundarios o contraindicaciones, las plantas medicinales son las aliadas perfectas para cuidar la salud de todos los días.

 

Enero: Alcachofa e Hinojo

Después de los excesos de la Navidad, llega la hora de hacer una cura depurativa. Imprescindible antes de iniciar cualquier dieta de adelgazamiento: depurar el organismo y eliminar todas las toxinas.

Febrero: Ajo y Olivo

Insistiendo en los valores de la dieta mediterránea, hay dos productos de la tierra a tener siempre presentes.
El Ajo, conocido desde la Antigüedad por sus valores medicinales, es el gran aliado del corazón. Su actividad hipolipemiante ayuda a prevenir la arterioesclerosis y los accidentes cardiovasculares. Propiedades que, unidas a los principios activos del Olivo, de acción hipotensora, antirrítmica y espasmoítica, mantienen la tensión a raya.

Marzo: Pasiflora

Aproximadamente un tercio de la población padece algún problema del sueño. Existe una gran variedad de plantas que pueden ayudar a conciliar el suño, entre ellas, la Pasiflora o Flor de la Pasión, repara el ciclo del sueño y le devuelve la calidad perdida, evitando los despertares nocturnos. Su consumo no produce dependencia, y es además, un excelente remedio para la deshabituación de ansiolíticos e hipnóticos.

Abril: Salvia y Zarzaparrilla

Algunos de los trastornos asociados a la menopausia se vuelven especialmente molestos con el calor: sofocos má intensos, mayor sudoración...

Mayo: Vid Roja

El calor no es un buen aliado de los problemas circulatorios: piernas pesadas y dolorosas, varices... empeoran con la llegada del buen tiempo.
La Vid Roja es la planta por excelencia para los problemas circulatorios. Su actividad vitamínica P aumenta la resistencia de los capilares, favoreciendo así la circulación de la sangre y evitando la retención de líquidos en los miembros inferiores. El efecto tonificante de la vid roja es un excelente alivio contra las piernas cansadas.

Junio: Guaraná

El Guaraná es una planta utilizada desde hace muchos años por los indios guaraníes de Uruguay y Paraguay por sus propiedades estimulantes y fortificantes. Su contenido en cafeína la hace especialmente interesante para combatir la astenia física e intelectual. Una elección perfecta para mantenerse en forma y acelerar la combustión de las grasas almacenadas por el organismo.

Septiembre: Ginseng

Después del merecido descanso estival, la vuelta a la vida cotidiana se hace más cuesta arriba que de costumbre.
Para empezar este período con fuerza, el Ginseng es un gran aliado. Esta planta, una de las más utilizadas desde la Antigüedad por sus propiedades tónicas y energéticas, tiene la capacidad de aumentar la resistencia al cansancio y proporcionar la vitalidad necesaria para afrontar el día a día.

Octubre: Té Verde

La acción de los radicales libres es uno de los causantes del envejecimiento. El consumo de productos antioxidantes contrarresta los efectos negativos de estos radicales libres y por lo tanto, del mecanismo degradativo y de oxidación que provocan en el organismo.
El Té Verde es una de las fuentes naturales más ricas en antioxidantes. Los polifenoles presentes en esta planta son los responsables de su gran capacidad para captar los radicales libres. Gracias a sus propiedades diuréticas y termogénicas, el té verde se utiliza también con éxito como coadyuvante en las dietas de control de peso.

Tea Ver otras clases de Tés

Noviembre: Echinácea

Uno de los rasgos más característicos del invierno son las gripes y los resfriados. Para prevenir los problemas respiratorios de una forma natural, la Echinácea es la mejor aliada. Tiene la capacidad de aumentar las defensas del organismo, un punto clave en la prevención y tratamiento de catarros, gripe y otros procesos infecciosos del aparato respiratorio. Si además se le añade naranja, el resultado será más agradable y eficaz.

Diciembre: Echinácea, Própolis y Shiitake

Durante los procesos gripales está desaconsejada la toma de antibióticos ya que éstos no tienen ninguna actividad en los procesos infecciosos ocasionados por virus, pudiendo por el contrario, restar defensas a nuestro organismo. Por ello, la posibilidad de prevenir y paliar los síntomas de los procesos gripales con plantas y otros preparados de origen natural, es una gran alternativa.
Si a la interesante actividad de la echinácea se le añade própolis, que protege el organismo frente a las infecciones, y shiitake, un hongo japonés que además de reforzar las defensas, aporta un efecto defatigante gracias a su gran contenido en vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales, el resultado es una verdadera bomba contra virus y bacterias.

Otras infusiones

Tisanas de frutas: Fuente de vitaminas