Hidroterapia

 

 

Hidroterapia, Talasoterapia y Termalismo

La Hidroterapia, consiste en la utilización del agua para al tratamiento de las enfermedades. La creencia en la fuerza curativa del agua existe desde la Antigüedad, siendo utilizada en la antigua Roma, Grecia, China y Japón.
El aprovechamiento de las propiedades terapéuticas de las aguas minero-medicinales, herencia de una rica tradición de la Cura Termal practicada por Griegos, Romanos y Árabes, tiene más de 2000 años y sin embargo, hoy en día, está de plena actualidad por sus numerosos beneficios para la salud y la belleza.

Tipos de Aguas

• Bicarbonatadas: cuya composición esencial es el bicarbonato. Recomendables para problemas del aparato digestivo.
• Carbónicas: Estimulan el apetito y favorecen el buen funcionamiento del aparato digestivo.
• Cloruradas: cuyos componentes son esencialmente cloruro y sodio. Se emplean para trastornos reumáticos y respiratorios. Si la concentración es muy alta, se emplean también en dermatología.
• Ferruginosas: Ricas en hierro, favorecen la regeneración de la sangre, mejoran los casos de anemia y actúan positiviamente sobre las enfermedades de la piel.
• Minero-Medicinales: Son aguas de manantial con propiedades terapéuticas.
• Oligometálicas: Aguas minerales de muy débil mineralización.
• Radiactivas: Contienen gas radón. Tienen efectos sedantes y analgésicos para combatir el estrés, la ansiedad y las depresiones.
• Sódicas: Son estimulantes.
• Sulfatadas: Efectos laxantes y diuréticos.
• Sulfuradas: Aguas minerales cuyo contenido esencial es el azufre. Tienen acción beneficiosas sobre la piel, el aparato respiratorio y locomotor.

Técnicas

Estas técnicas permiten tratar el reuma, el aparato respiratorio, el sistema circulatorio, el riñón y las vías urinarias, el aparato digestivo, la piel, el sistema nervioso o poner el cuerpo en forma.
•• Uso interno: Cura hidropínica y agua bebida. Indicadas para problemas de riñón, vías urinarias y aparato digestivo.
•• Uso externo: Baños, chorros, duchas, inhalaciones, aerosoles...

Talasoterapia

Los efectos saludables de los baños de mar se conocen desde hace miles de años, es la Talasoterapia. Se trata del empleo del agua de mar en las técnicas de hidroterapia y diversas aplicaciones de algas, fangos y lodos de los fondos marinos.

Termalismo

Es la utilización de las aguas termales naturales para el tratamiento de diferentes dolencias. En función de las distintas composiciones químicas y minerales de cada manantial, se destinan a una terapia u otra.

Tratamientos

•• Aerosoles: Técnica que permite realizar inhalaciones de aguas minero-medicinales a través de la emisión de pequeñas partículas de vapor producidas por unos aparatos denominados aerosoles.
•• Algoterapia: Tratamiento que consiste en la aplicación externa de diferentes compuestos a base de algas por sus propiedades analgésicas y anti-inflamatorias.
•• Baños:
Hidratan, relajan y permiten la actuación de los principios activos del agua. Se utilizan en tratamientos de adelgazamiento, circulatorios, de relajación y son también una excelente preparación al masaje.
• De Burbujas: hidromasaje o inmersión en agua con burbujas, surgidas como resultado de la expulsión de aire ozono a presión, con el objetivo de efectuar un micromasaje epidérmico de efecto sedativo. El hidromasaje añade a los efectos del baño, los efectos mecánicos del agua en movimiento y el aire en el agua.
• De Vapor: Indicado para dolencias del aparato respiratorio, mucosidades... Proporciona relajación y se realiza en cabinas cerradas que liberan vapor.
•• Duchas:
• Ducha escocesa: Es la aplicación de chorros a presión alternando agua caliente y fría durante un período máximo de diez minutos. Especialmente indicada para la celulitis y la circulación.
• Ducha Jet: Masaje con chorros a presión sobre el sistema locomotor y circulación periférica, aumento del tono general. Eficaz en el tratamiento de la celulitis y las contracturas musculares.
• Ducha Vichy: Aplicación de múltiples duchas que actúan simultáneamente desde los pies a la cabeza. Su finalidad es diferente según la presión y temperatura del agua.
• Ducha submarina: El paciente se coloca dentro de la bañera y el especialista incide con el chorro de agua a presión en las zonas que lo requieran.
•• Hidromasaje: Se aplica la acción controlada de chorros de agua a presión y aire en una bañera de agua de mar. Recomendado para problemas circulatorios y relajación muscular.
•• Lodos: Tratamiento externo de arcillas y barros, combinados con aguas minero-medicinales. Se aplican con diferentes fines terapéuticos, aunque principalmente, debido a sus propiedades relajantes. La envoltura de barros alivia las zonas tensas.
•• Ozonoterapia: Se trata de una efectiva técnica para eliminar la fatiga. Se realiza a través de la oxigenación de la sangre, suprimiendo así los radicales libres que causan la fatiga.
•• Piscina: Sesión de relajación en piscina climatizada a 37 grados con agua de mar. Relajante, alivia contracturas, descongestiona y tonifica el sistema circulatorio y linfático.
•• Piscina de chorros: Aplicación de chorros en piscina con agua de mar climatizada a 37 grados C en forma de masaje en zona cervical, hombros, tórax, abdomen y extremidades. Favorece la circulación, relajación, disminución de las contracturas musculares, revitaliza la piel...
•• Sauna: Básicamente se emplea para eliminar las toxinas del cuerpo y para relajarse. Se realiza a través del calor seco emitido en una cabina cerrada.
•• Termas Romanas: Circuito de agua por diferentes pozas a distintas temperaturas para reactivar algunas zonas del organismo, como el aparato circulatorio.

Ver también Balneoterapia