Balneoterapia

La balneoterapia utiliza las virtudes curativas naturales de termas y estaciones balnearias, caldas, agua de mar, estaciones climáticas, mediante baños y aguas minerales.
Los tratamientos de balneoterapia que se realizan en los balnearios nos ayudan a cuidar nuestra salud y a mimar nuestro cuerpo por dentro y por fuera.

Balneoterapia: La Terapia de los Baños

La balneoterapia, del latín balneum, baño, es un conjunto de terapias o tratamientos destinados a curar enfermedades o conservar la salud que habitualmente se realizan en balnearios. Aunque se considera distinta de la hidroterapia, practicada normalmente en spas, hay varias coincidencias en su práctica y en sus fundamentos. La balneoterapia se puede realizar mediante inmersiones en agua caliente o fría, masajes con agua en movimiento, relajación o estimulación. Las aguas minerales de los balnearios suelen ser ricas en ciertos minerales (sílice, sulfuro, selenio, radio) que se pueden absorber a través de la piel. Se emplean también a menudo las arcillas medicinales, cuya práctica recibe el nombre específico de fangoterapia.
Entre las enfermedades para las que está destinada la balneoterapia se encuentran la artritis, enfermedades de la piel y la fibromialgia.

Historia

La balneoterapia se inició en el Siglo XVIII, pero no fué sino en el Siglo XIX cuando tuvo su mayor auge. Esto se debía a las deficiencias farmacomedicinales del momento, ya que casi todas las enfermedades sin tratamiento específico se trataban con una cura termal.
Las estancias en los centros de balneoterapia se convierten en un signo de distinción del nivel social, las ciudades balnearias se transforman en centros sociales y culturales.

Spa

Un Spa es un lugar donde se ofrecen servicios y tratamientos orientados a mejorar la salud del cuerpo y de la mente gracias fundamentalmente al uso del agua.
El término "spa" tiene su origen en el pueblo de Spa, situado en la provincia de Lieja (Bélgica), famoso por las propiedades curativas de sus aguas termales desde la época romana y que era el sitio de recreo de las oligarquías aristocráticas y de la alta burguesía antes de la Primera Guerra Mundial.
Otros especulan que viene del acrónimo en latín de la frase Salus per Aquam, o sea, "salud a través del agua".
En la actualidad, dícese de todos aquellos establecimientos de ocio y salud, donde se utilizan terapias con agua, en las modalidades de piscinas, jacuzzis, hidromasajes, chorros y sauna sin que usen aguas medicinales, en cuyo caso se trataría de un balneario. Con el tiempo, el concepto se ha ampliado a otras técnicas como la aromaterapia.
También se conoce como Spa a una piscina con agua caliente con diferentes boquillas para hidromasaje, con sistema de iluminación para cromoterapia y algunas, incorporan un sistema de inducci´n de fragancias para proveer aromaterapia en el agua.
La diferencia principal entre un spa y un balneario o terma, es que en los primeros el agua es común, mientras en los últimos el agua tiene propiedades minero-medicinales.
Hoy en día, los establecimientos denominados Spas ofrecen además servicios de cuidado estético y otras disciplinas de medicina alternativa.

Tratamientos

En los balnearios se ofrecen una gran variedad de tratamientos para mejorar la salud y también ofrecen tratamientos de belleza y curas antiestrés. Los tratamientos de balneoterapia para el cuidado de la piel y la eliminación del estrés incluyen barros del Mar Muerto, algas, hidromasajes, saunas húmedas y secas, baños termales, baños de vapor, inhalaciones de vapor de agua, baños de barro, tratamientos de hidroterapia, masajes bajo ducha combinados con masajes manuales, masajes con chorros que dirigidos por el experto alcanzan a todos los puntos del organismo y tratamientos con fangos, parafinas y distintas modalidades de duchas, ejercicio físico, etc.

Técnicas